Trending stocks MMM O MO BATS MDLZ KHC KVUE KO PEP
Acceder

Dividend Yield: qué es y cómo funciona

Descubre qué es el dividend yield, cómo calcularlo y qué lo hace bueno. Aprende a evaluar la rentabilidad de tus inversiones en...

El dividend yield o rendimiento por dividendo es una medida financiera que muestra cuánto paga una empresa en dividendos cada año en relación con el precio de su acción. Se expresa como un porcentaje y es una manera de medir la rentabilidad que obtienen los inversores por poseer acciones de una empresa, basada únicamente en los dividendos.

Para calcular el dividend yield, se utiliza la siguiente fórmula:

$$\text{Dividend Yield} = \left( \frac{\text{Dividendo Anual por Acción}}{\text{Precio de la Acción}} \right) \times 100$$

Por ejemplo, si una empresa paga un dividendo total de $2 por acción en un año y el precio de su acción es de $40, el dividend yield sería del 5%. Esto significa que, sin considerar las variaciones en el precio de la acción, un inversor obtendría un retorno del 5% sobre su inversión a través de los dividendos.

El dividend yield es particularmente importante para los inversores que buscan ingresos regulares de sus inversiones, como los jubilados. Sin embargo, también es importante considerar otros factores, como la sostenibilidad de los dividendos a largo plazo y el crecimiento potencial de la empresa, ya que un dividend yield alto no siempre es indicativo de una buena inversión.

Cuál sería un buen dividend yield?

La definición de un "buen" dividend yield puede variar significativamente dependiendo de varios factores, incluyendo el contexto del mercado, el sector específico de la empresa, las expectativas de los inversores, y los objetivos de inversión individuales. No existe un número único que se considere universalmente como un buen yield, debido a estas variaciones:

Contexto del Mercado:

En mercados alcistas, los precios de las acciones suben, lo que puede hacer que los yields parezcan más bajos. En mercados bajistas, los precios caen, y los yields pueden aumentar.

Sectores de la Empresa:

Algunos sectores, como los servicios públicos y las telecomunicaciones, suelen ofrecer yields más altos, mientras que sectores como el tecnológico, pueden ofrecer yields más bajos o no pagar dividendos.

Sostenibilidad del Dividendo:

Un yield alto no siempre es indicativo de una buena inversión si el dividendo no es sostenible a largo plazo.

Objetivos de Inversión:

Los inversores que buscan ingresos regulares pueden preferir yields más altos, mientras que aquellos interesados en el crecimiento del capital a largo plazo pueden optar por yields más bajos pero con potencial de apreciación de la acción.

Como regla general, un dividend yield que esté en línea o ligeramente por encima del promedio del mercado o del sector específico, sin ser excesivamente alto, podría considerarse bueno. Los yields que oscilan entre el 2% y el 6% son comúnmente vistos como atractivos, pero esto es una generalización.

Es crucial analizar no solo el yield, sino también la salud financiera de la empresa, su historial de pago de dividendos, y las perspectivas de crecimiento futuro para determinar si un dividend yield es realmente bueno y sostenible.